Levantando el vuelo.

Esta pintura es del año 2013.

Un año antes había terminado una relación de pareja, tras 10 años de relación. El dar por concluida esa relación requirió de mucho valor; pasaron muchas preguntas por mi cabeza: ¿Y si no estoy en lo correcto? ¿Si me equivoco? ¿Si me quedo sola? ¿Si ya es mi último tren? Jajaja.

Llegaban a mí mil dudas, pero algo dentro me daba el valor de hacerlo… Lo hice: terminé con él.

Hay muchas personas que por miedo a tomar una mala decisión; por no querer lastimar a la otra persona; por miedo a quedarse solos, prefieren quedarse en el mismo lugar.

¡Te invito a que tengas el valor de hacer cambios necesarios en tu vida!!!

Cuando yo tomé la decisión de terminar con mi novio, a finales de 2012, no tenía ni idea de qué pasaría, pero sentía que era algo necesario. Ese año tomé un curso de ángeles que me ayudó a dar ese paso necesario. 😇

Hoy te puedo contar que fue el inicio de mi despertar 😇😍😮

Entonces inició mi proceso de perdón, si bien yo fui quien terminó la relación. Lo cierto es que, como todo en la vida, había que cerrar un ciclo y sanar las heridas. Le eché la culpa de muchas cosas a él; lloré muchas veces con mi almohada; me desahogué escribiendo lo mal que me sentía.

Así pase un año, creyéndome la víctima.

Se vale llorar, pero no se vale quedarse ahí por años, reviviendo una y otra tus penas.

Cuando inicie el proceso de perdonarlo fui calmando esa ira que tenía, hasta que un día me cayó el veinte: ¡¡¡No había nada que perdonar!!! Sólo era cuestión de agradecerle el que me enseñara a quererme; a amarme; a respetarme poniendo límites sanos y amorosos en mi vida. Si yo no me quería, me amaba y respetaba ¿cómo iba a pedirle a él que lo hiciera? 😇

El amor por ti, comienza desde ti: Esa fue una de las primeras lecciones que aprendí, gracias a él.

Él solo fue mi maestro, ahora lo entiendo. Era yo la que tenía que aprender y seguir mi camino, pero nadie nos enseña a verlo de esa manera. ¿Qué tal si en lugar de juzgar lo que está sucediendo en tu relación comienzas a ver  qué es lo que tendrías qué cambiar tú? Eso de lo que tanto te quejas, es tu lección por aprender. ¿Qué tienes por trabajar tú a través del otro?

La vida en la tierra es un gran salón de clases en el que tenemos lecciones por aprender; lecciones que se repiten una y otra vez, hasta que logramos aprender de ellas.

Decide tú también por aprender la lección y sigue creciendo. Deja de quejarte y comienza a hacer los cambios necesarios en tu vida.

Toma la mejor decisión: ¡Decide a favor de ser feliz!

El poder para ello está en ti misma.

Roxángel.

PINTANDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s