Sanación Cuántica.

El campo energético de toda persona viene determinado por el camino que decidió en cada vida. A ello se debe que las circunstancias mundanas se den muy determinadas: para que todo llegue hacia lo que se requiere.

Cada objeto, animal, persona, tiene un camino ya determinado qué seguir para lograr avanzar mientras forma parte de una red energética que se entrelaza al encontrarse con otros similares o que lo complementan. Esta red energética compartida es fundamental, pues influye en el tipo de moléculas y en el tipo de energía que se requiere para llevar a cabo el propósito de una vida terrenal.

Y si bien el cuerpo biológico mismo se determina a sí mismo como positivo-negativo a partir de tipos de carga de electrones y protones en equilibrio, ocurre que cuando es gobernado por el pensamiento de separación, entra en desequilibrio entre polos y la tendencia de carga deviene en oposición, provocando que la densidad y la carga que han quedado fuera de lugar induzcan la descompensación de la salud.

A sabiendas de ello, lo que el procedimiento conocido como Sanación Cuántica logra es actuar sobre esos cúmulos de información que ha sido condensada por mucho tiempo y que al anquilosarse en el cuerpo manifiestan alguna enfermedad específica, producida cuando en sus caminos energéticos existe un obstáculo para el flujo correcto de la luz.

Lo primero que hay que saber para que la Sanación Cuántica ocurra, por tanto, es que estos movimientos van definidos por el historial de vidas en expresión de dualidad que cargan al alma y que cuando una enfermedad aparece, deviene desde un cúmulo de pensamiento de separación que se ha ido aglomerando y obstruyendo durante vidas enteras.

Es precisamente este cúmulo de pensamiento el que induce al cuerpo humano, a partir de la forma de sus células, para que refleje y espejee la tendencia del alma a la separación, condensando la obstrucción energética en un punto/plano, desde el que comienza a fabricar la enfermedad y desde el que comienzan a manifestarse sus síntomas.

Si consideramos que toda enfermedad es, a final de cuentas, una combinación de factores poco favorables, resulta imperativo que cada quien ejerza la atención necesaria para que los cambios en positivo intentados por el alma se cumplan y para que se den no sólo en un plano y momento específico, sino a todo lo largo de lo que ustedes conocen como el Tiempo.

Bajo esta perspectiva, la Sanación Cuántica se lleva a cabo cuando aquello que ha obstruido el flujo de energía corporal es retirado por la persona de manera consciente y voluntaria, induciendo a su propia red energética a que cierre sus fugas o agujeros; a que se restaure completamente y a que impida que incidan las energías externas del polo opuesto, pues son las que conducen hacia la enfermedad.

Importa saber que ustedes, todos, no sólo son creadores a nivel personal, sino que se mantienen en latencia, en comunicación y en expansión, espejeándose entre los más cercanos y creando redes a la manera de las neuronas, que se mantienen en conexión constante por medio de la electricidad.

En estado sano, estas redes los llevarían hacia un gran despertar, pero en estado de desequilibrio, los están llevando a un estado de enfermedad que prolifera como epidemia.

La pesadumbre, la tristeza, los miedos, los juicios… el ego como pensamiento de separación, los está llevando a la enfermedad/epidemia más grande de todas.

Anthar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s